16-09-2019 reunión con Rubén Martínez Dalmau

El pasado lunes 16 de septiembre de 2019, València Saludable, junto con otras organizaciones valencianas preocupadas por el Cambio Climático, nos reunimos con el Vicepresidente Segundo y Conseller d’Habitatge i Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau.

Asisten también Àngela Ballester, Directora General, y Julià, asesor.
A la reunión acuden representantes de: Agró, València Saludable, Greenpeace, WWF, Democràcia en Verd, ATTAC PV, SeoBirdlife, Per l’horta y XR. Excusan asistencia EaA y Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante.

Os  dejamos un breve resumen de la reunión.

Han invitado a las organizaciones de las que tenían contacto, pero están abiertos a que participen todas.
La reunión se plantea como una primera toma de contacto con las organizaciones que trabajan y, por tanto conocen de primera mano, la problemática ambiental, climática, territorial, social, etc.
El objetivo de la reunión es escucharnos y establecer un diálogo permanente con todas las asociaciones interesadas.
Se explica que se ha configurado una coordinación dentro de la Generalitat para todas las políticas ambientales. El Consell ha cedido sus competencias de coordinación a esta comisión delegada. Aunque no puede intervenir en lo que hacen las demás Consellerías, sí pueden decirles lo que tienen que hacer. Es decir, sus competencias son de coordinación, pero no materiales. Aún así, es una estructura que nunca había existido, por lo que supone una nueva forma de hacer políticas verdes.
La directora general comenta que abordar el cambio climático y la transición ecológica es una oportunidad para cambiar el modelo económico.
Están interesados en mantener un contacto continuado con la sociedad civil, aunque todavía no tienen claro como organizarlo. Parece que en principio se tratará de reuniones presenciales pero están abiertos a cualquier otra fórmula. Buscan tejer una red con la sociedad civil, que sirvamos de órgano consultivo. Su intención es que se trate de una
colaboración útil para todas las partes.
Se hace una ronda de palabras en la que cada colectivo ofrece su visión.
En dicha ronda se pone de manifiesto que en estos momentos se conjugan urgencia e importancia, por lo que toca actuar cuanto antes. Que será difícil convencer a muchas personas de que acepten cambios cuando de alguna manera se ven beneficiadas por el actual sistema. Se habla de la necesidad de una buena coordinación hacia arriba (España, Europa) y hacia abajo (municipios), para poder enfrentar adecuadamente los problemas. Se habla de algunos de los proyectos que suponen agresiones para el territorio. De la necesidad de cambiar el paradigma del crecimiento. Se habla de la poca acción ante la emergencia. También de la importancia de seguir saliendo a la calle a hacernos oír y a reclamar acciones. De insistir en los mensajes de mejora de salud, empleo y vivir mejor con el cambio de modelo, para convencer a los medios y la gente.
Desde XR se insiste en la gravedad de la situación, el poco tiempo disponible y la necesidad de acometer acciones valientes en todos los sectores. Se defiende la primera demanda de XR (que los gobiernos digan la verdad) y que este conocimiento del deterioro ambiental y social alcance en primer lugar a los políticos para que puedan reaccionar y actuar en consecuencia. Se argumenta que los cambios serán más fáciles con una
ciudadanía concienciada. Y la mejor manera de concienciar es mostrar que se toman en serio la emergencia, por lo que habría que paralizar inmediatamente todos los proyectos que atenten contra el medio ambiente y el cambio climático y que no tienen sentido en el mundo al que nos dirigimos. También se defiende el cambio de modelo económico, pues en el que estamos no se tienen en cuenta ni a las personas ni al medio ambiente y por tanto está condenado al desastre. Por eso es importante echar el freno antes de que nos despeñemos.

Tras la ronda de intervenciones, nos transmiten una visión realista de la existencia de diferentes visiones que se tienen en el Consell sobre estas temáticas y de las críticas que reciben por parte de otros políticos. Aún así, son optimistas porque los avances son significativos comparados con lo que había (hace 4 años de cambio climático ni se hablaba). Están comprometidos con la necesidad del cambio de paradigma económico.
Como gestionan los recursos económicos destinados al cambio climático, su intención es que todos los presupuestos han de tener una perspectiva climática.
Tienen asumido que hace falta un nuevo contrato social y que esto implica un cambio en la forma de vida que estamos llevando, pero entienden que ha de ser lento, no se puede frenar bruscamente cuando la velocidad es demasiado alta, y saben que las resistencias serán enormes. Se habla de la dificultad de contar con los medios de comunicación.
Su intención es ampliar estas rondas a cuántos más colectivos mejor. Comenta la posibilidad de abrir la mesa de diálogo social hacia asuntos medioambientales. Nos transmite que hace falta nuestro impulso, crítica y exigencia.
Nos menciona que la Agencia valenciana contra el cambio climático se va a convertir en el mecanismo de aplicación de las políticas verdes. Y la agencia valenciana de energía, a plantear formas de energía limpia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *