¿QUÉ ES EL COHABITATGE?

Una Covivienda, aquí en nuestro territorio conocido como  Cohabitatge (en inglés Cohousing), es un modelo de convivencia colaborativa cohesionada en su forma de entender la relación entre vida privada y vida en común.

Planificado y gestionado por sus residentes, según el modelo que ellos mismos decidan, requerirá de su participación en la elaboración del proyecto según las necesidades que se demanden.

Es social, cooperativo, ecológico, racional, sostenible, con participación directa desde la etapa de diseño y construcción hasta la ocupación y residencia, y con un coste económico menor ya que se trata de una autopromoción autogestionada.

La superficie de las viviendas, de unos cincuenta metros cuadrados aproximadamente, garantizan la privacidad y una dotación importante de servicios comunes, como comedores, lavandería, salas de convivencia, etc., siempre abiertos y conectados  al barrio, pueblo y entorno social en el que estén ubicadas.

Este modelo de convivencia se originó en Dinamarca en los años de 1960 entre grupos de familias que estaban insatisfechas con las viviendas existentes y con formas de comunidades que sentían no cumplir con sus necesidades.  Existen muchas comunidades de Covivienda en Dinamarca y otros países nórdicos europeos. También existen cerca de 84 comunidades operando en los Estados Unidos con otras 100 en etapa de planeación. En Canadá, son 7 las comunidades que ya están operando y aproximadamente 15 en proceso de construcción.

En España son ya numerosos los proyectos en marcha (Trabensol en Torremocha del Jarama –Madrid-, Profuturo de Valladolid, Convivir Residencial La Muralleta en Tarragona) y los que se encuentran en vías de desarrollo (Brisas del Cantábrico, Egusentia Aurora Proyecto Cooperativo, Cohabitatge Senior Girona). Aquí en la Comunidad Valenciana están comenzando a  germinar y es Resistir Cooperativa una entidad pionera que desde hace ya más de tres años apuesta plenamente por este modelo de convivencia.

En Resistir Cooperativa queremos hacerlo posible,  lo que nos permitirá:

  • Evitar ser una carga para nuestros hijos
  • Tomar nuestras propias decisiones en el día a día
  • No terminar en un geriátrico
  • No queremos que la soledad en nuestras propias casas sea nuestro futuro
  • Deseamos vivir en un entorno en el que disfrutemos de un envejecimiento activo y feliz

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *